Feeds:
Entradas
Comentarios

Perdónalos?

Una Colorada (vale más que cien descoloridas)
¿Perdónalos?
Por: Lilia Cisneros Luján ¡Hagamos algo para revertir esta hola mundial de violencia!.22 de abril 2019

En la plenitud de un siglo XXI, con 14 muertos en Minatitlán –era una fiesta a donde llegó de invitada una persona que alguien quería eliminar- un número aun no determinado de suicidas –lo mismo ex gobernantes perseguidos que familiares de jóvenes fallecidos en homicidios masivos en escuelas o centros de diversión- miles de bosques y selvas destruidas por el fuego, chispas accidentales que lo mismo convierten en cenizas casas que construcciones milenarias y llenas de arte, la pregunta es ¿Debemos de apelar al perdón?

El evangelio de Lucas -23:34- nos explica que en el marco de las 7 frases pronunciadas por Jesucristo en las últimas horas de su vida terrenal, la petición de perdón al Padre la justificó “porque no saben lo que hacen”. En México, la alusión de perdón se ha multiplicado en los últimos tiempos, dejando de ser un referente espiritual o religioso para convertirse en prédica cuasi-política que parece intentar justificar el porqué no se cumple la promesa de castigar a los corruptos, los homicidas, los secuestradores, los violadores, en suma los criminales. Los que hoy claman por perdón para los muy malos ¿imaginan que pueden por ello ser similares al Mesías? ¿Se sienten casi crucificados por “enemigos” convertidos en muchedumbre –en las redes- dispuestas a burlarse, blasfemar y retar? ¿Apelar al perdón opera el milagro de transmutarse de político autoritario en persona misericordiosa y amorosa?

A lo largo de la historia la humanidad reincide en la vanidad de sentirse como si fuera dios. La mayoría de los rituales de muy diversas culturas dejan testimonio de los esfuerzos de ser, incluso más poderosos y sabios que Dios mismo. Como si supieran lo que hacían, un grupo decidió levantar una torre tan alta a donde la justicia divina no los alcanzara si acaso se le ocurría arrepentirse y destruirlos por agua ¿Será eso lo que inspira a los desarrolladores de hoy día, dispuestos a violentar toda suerte de leyes –las que limitan las alturas de edificios a 3 o 4 pisos- despreciando los atlas de riesgos y el futuro de quienes de ciudadanos tranquilos se convierten en víctimas de constructores sin escrúpulos?

En el presente no tenemos soldados que apuesten por nuestra vestimenta, pero si existen “profesionales” –abogados, emprendedores, financieros etc.- capaces de agredir mujeres de la tercera edad para despojarlas de sus propiedades, engañando –incluso los mismo familiares se convierten en activos cómplices de dichos defraudadores- comprando burócratas del poder judicial, mercenarios de los medios y cuanto malandrín que esté dispuesto a robar, escupir, dar palizas y hasta enterrar coronas de espinas a cualquiera que mueva su fibra negativa de envidia. ¿Le ha tocado ver como herederos carentes de compasión dejan en la calle a la madre, la abuela o el hermano que siempre les proveyó? ¿Será que de verdad les abruma la ignorancia de lo que hacen?

Más allá de las imperfectas representaciones –de Iztapalapa a Filipinas, pasando por Taxco- que pretenden hacer consciencia de que Dios en su infinito amor, envió a su hijo a participar de la condición humana –dolor, tristeza, tentación de incurrir en lo perjudicial- hay infinidad de precedentes que con solo leer y si es mejor estudiar nos enseñan lo importante de preservar la doctrina[1]. Además de divertirse en estos días de asueto –curioso que a eso se reduzca la llamada semana santa- o quedarse viendo películas que ya no le dicen mucho ¿Dio Gracias a Dios por todo? ¿Valoró las profecías como ciertas? ¿Examinó en consciencia lo que pasa y le rodea absteniéndose de lo maligno –difamar, espantar, mentir, despreciar y discriminar al otro- y procuró guardarse fiel y en el ámbito del bien?

Ese al que los cristianos recordamos como quien nos regaló la posibilidad de no permanecer muertos eternamente; con su verbo y sus actos, además de llamarnos, nos mandó a ser luz de las naciones para llevar a lo más lejano esa posibilidad de salvación gratuita ¿Saben lo que hacen los responsables de múltiples atentados coordinados justo en el domingo de resurrección en Sri Lanka? ¿Será gastando los recursos públicos en la impresión de una constitución moral, con lo cual los autoritarios puedan inscribirse en la lista en los posibles perdonados porque no saben lo que hacen? ¿Cuántos de los miles de millones de humanos del siglo XXI, pueden gozar del perdón solo por la ignorancia de la perversidad que practican?

La gran diferencia entre el ruego de aquel que aceptó morir para pagar nuestras deudas y los que hoy se ufanan hablando de perdón, amor y paz, es el plano desde donde expresan sus ideas. El Cristo cuya resurrección se recordó ayer, no habló desde un nivel de superioridad, pues aun habiéndose declarado y habiéndolo reconocido como el hijo de Dios, El se ciñó en todo momento al imperio de la ley y se condujo durante todo su ejercicio humano en el marco de la fe, la esperanza y claro la justicia asumida por quienes saben que siempre habrá burladores, que andan según sus propias propensiones a la ambición, a la equivocación de interpretar la paciencia como tardanza y el atrevimiento de pretender que la gloria puede ser monopolio de algún ser humano por más poderoso que este se sienta. Al igual que en diversas citas bíblicas, en el Apocalipsis se declara bienaventurados a aquellos capaces de guardar la Palabra, como aquella que pronunció Jesús separando lo religioso de lo político “a César lo que es de César y a Dios lo que es de Dios”, principio inefable del respeto al credo de cada quien y lo laico del manejo estatal. ¿Habrá perdón para quienes con cinismo puro se pasan estas palabras por ya saben donde? ¿Cuál será la postura de quienes tuvieron el privilegio de estudiar con más profundidad lo que es la norma, la Ley, la historia y los aportes de personas privilegiadas en la inspiración e interpretación de lo que realmente significa justicia? ¿Nos quedaremos impávidos ante el atrevimiento de llamar –verbal y por escrito- a burlar el sistema jurídico? ¿Hay algún margen de perdón para estos personajes?

Anuncios

Ateos

Una Colorada (vale más que cien descoloridas)
Ateos
Por: Lilia Cisneros Luján (Me sumo a la consternación mundial por el incendio en Notre Dame).15 de abril 2019

Son varios los pensadores reconocidos que a lo largo de su vida, expresaron su incredulidad a la existencia de Dios e incluso vaticinaron que las creencias –sobre todo las judeo-cristianas- estaban muertas con lo cual se implicaba que Dios por consecuencia tampoco existía.[1] ¿Significa eso que la fe y las religiones están en etapa de extinción? ¿Que han descubierto los investigadores de mercadotecnia –como Galup o worldwide Independent Network- al respecto? Bueno luego de trabajar con 68 países, encontraron que 67% de los humanos se declara ateo –el país con mayor número de personas con esta condición es China- en tanto que 23% no cree en alguna religión; cifras que por cierto presentan variables según se trate de países como Suecia -18% se dicen ateos- o Reino Unido –son menos del 13% los ateos aunque 58% dice no pertenecer a religión alguna- pero ocupan el segundo lugar de población negadora de la divinidad. En el otro extremo tenemos un 62% de personas religiosas en países como: Tailandia, Nigeria, India, Ghana, Costa de Marfil o Papúa.

Ayer, en millones de iglesias judeo-cristianas niños de todas la edades desfilaron con palmas en sus manitas, ante la sonrisa de tranquilidad y satisfacción de familiares que forman parte del 74% de la humanidad convencida de la realidad del alma en las personas y más aun el 54% de quienes creen en la vida después de la muerte y por supuesto la existencia del cielo y el infierno.

En las proyecciones demográficas se espera que para el 2050, habitaremos este planeta cerca de diez mil millones de humanos, que dependiendo de la etapa de vida en que se encuentren, se declararán, cristianos, judíos, budistas, musulmanes, agnósticos o ateos, lo cual para los jóvenes entre los 18 y 24 años, configuran un conglomerado de 78% que si cree en Dios.

Aun con las variables de quienes dan prioridad al turismo y la diversión por sobre las remembranzas históricas convertidas[2] en rito, las diferencias además de culturales –incluida la forma de medir el tiempo que entre los ortodoxos judíos siguen manejando calendarios lunares- de alguna manera mantienen a lo largo de los siglos el referente al cordero pascual –como lo hicieron en Egipto en la víspera del 15 Nisan, primer mes de su calendario- y la muerte de Cristo, quien es crucificado el primer día de dicha fiesta.

Dos investigadores de la Universidad de Tennessee concluyeron que entre los ateos y agnósticos hay desde activistas antirreligiosos hasta no creyentes; sin embargo, todo ellos cumplen ciertos ritos religiosos. Para efectos de este resumen baste enunciar seis categorías de dicha población que puede clasificarse en: Agnóstico intelectual; activista; agnóstico buscador; antiteísta; no teísta o ateo ritual. Sin importar que sean de la clase que gusta de debatir o argumentar sustentando sus argumentos en obras diversas cuyos autores citan como si se tratara de seres supra-naturales, todo ellos de alguna manera afirman no creer, tratan de sumar adeptos a su punto de vista –amistades, colegas, familiares- se proyectan como interesados por causas minoritarias –protección de animales, respeto de homosexuales, a favor de políticos afines- aun cuando de la negación se hayan movido al plano de la duda, si mantienen su oposición a las religiones sobre todo aquellas que han caído en excesos como la pederastia, el ánimo prioritario por lo material –dinero y poder- o las diversas herejías en las cuales los líderes ambiciosos llegan a caer[3] por la falta de cuidado en lo que se refiere a doctrina.

La tendencia hacia el extremo vanidoso de conducta de los ateos y aun los agnósticos, considera a los religiosos como ignorantes, retrogradas y peligrosos. Su postura gira en derredor de la no creencia aunque en la práctica suelen creer, en el determinismo de los astros, las sentencias de un vidente y las promesas de cualquier humano al cual consideran por encima de muchos, lo que suele llevar a puestos de poder a personas no necesariamente superiores a ningún otro semejante.

Dependiendo de la moda, el entorno cultural y la influencia familiar, los anti teístas, y los ateos rituales suelen participar en ceremoniales específicos –meditación; festividades de culturas ajenas; clases de yoga- que interpretan como medios para alcanzar la felicidad, obtener la salud y caminar hacia una liberación trascendente. Sin embargo y aun con la multitud de variables ayer en todos los continentes a lo largo y ancho del planeta, los creyentes celebraron el domingo de palmas, vinculado con la pascua y antecedente de otro ritual importante como lo es el Pentecostés y que ha dado lugar a cientos de denominaciones que permiten dar rienda suelta a expresiones emocionales que con facilidad brotan en reuniones cuasi-masivas.

Para las corrientes creacionistas, advertidos de las consecuencias de probar del árbol del conocimiento del bien y del mal, el uso de la libertad concedida la ser humano ha sido por demás diverso y en ocasiones casi diabólico y es justo en esta semana donde el individuo puede tomar consciencia de su culpa, del valor del perdón, del alcance de la misión que puede tener en su breve tiempo de vida física en este plano que todos sabemos es finito aunque no dejemos de anhelar que se haga eterno, siempre y cuando sea en condiciones de felicidad y satisfacción como lo sugiere el día de las palmas.

Sin caer en el truco de convertir al texto más profético de la compilación bíblica, lo cierto es que desde el mensaje de las revelaciones apocalípticas a las iglesias,[4] encontramos que la tozudez humana poco ha abonado al mejoramiento de la organización de la alabanza, pues sigue habiendo grupos que no son ni fríos ni calientes, están dirigidos por falsos profetas, han olvidado su primer amor, son incapaces de arrepentirse etc. Más allá de las escuelas interpretativas del Apocalipsis –preterista, idealista, futurista, historicista- esta semana Santa, con sus extremos de castigos al cuerpo, desprecio por lo ritual y hasta comercialización de lo divino etc. habemos quienes deseamos seguir creyendo en un Dios que nos ama, con todo y las imperfecciones que solemos cargar a lo largo de nuestra vida.

Moda y apagones

Una Colorada (vale más que cien descoloridas)
Moda y apagones
Por: Lilia Cisneros Luján (Al parecer todavía desde aquí hay algunos que no reciben, seguimos actualizando nuestra bases y al pendiente de sus respuestas).08 de abril 2019

Si es Usted una persona reflexiva y con deseos de aprender cada día algo más seguramente se hará preguntas como ¿Qué hay de común en los apagones de Venezuela y los del sureste mexicano? ¿Tienen el mismo origen de aquel que en el 2003, dejó sin fluido eléctrico a 50 millones de usuarios en Estados Unidos y Canadá? ¿Se trata de instalaciones viejas? ¿Implican mayor riesgo los problemas vinculados a plantas nucleares? ¿Son fallas humanas –falta de pericia, laxitud en los procesos, inexperiencia en el puesto para los noveles- o se trata de acciones perversas? Sea cual fuere la respuesta, el hecho es que una falla en el sistema de suministro produce un impacto de grandes proporciones en la vida cotidiana –alimentos, agua, medicamentos, hospitales, comercio- la economía de una ciudad o país y hasta el curso normal de un gobierno determinado.

Habida cuenta que el manejo de los sistemas de energía comenzaron siendo responsabilidad única de los gobiernos, luego de la caída del muro de Berlín y la inclinación sin cortapisas a las metas globalizadoras que llevaron a la concesión o venta de estos a empresas privadas, se generalizaron ciertas conductas colectivas que de cuando en cuando todos siguen. En lenguaje moderno, esta tendencia a hacer concordante todo a un modelo preestablecido se llama moda. En los años sesenta por ejemplo la mayoría de las chicas –sobre todo las mas reprimidas- deseaban vestir desaliñadas, con el pelo suelto y sin prestarle mucha atención al baño o el salir a la calle “bonitas”, en tanto que los jóvenes dejaban largo su copete, el cual debía ser lo más voluminoso posible, tocaban algún instrumento y pretendían ser un bailarín de rock envidiable.

Dicha estandarización empezó a tocar a instituciones como el matrimonio, proliferaron las uniones libres, las protestas se llamaban guerrillas que con la música fueron algo inseparable y muchos de quienes simpatizaron por opciones “de izquierda” dejaron las aulas de México para cultivarse detrás de la cortina de hierro, en la Unión soviética o en Cuba; aun cuando el riesgo fuese no poder visitar Disneylandia por llevar el sello comunista. En este siglo XXI tanto los comunistas como los revolucionarios priístas comparten el calificativo de obsoletos, antiguos, pasados de moda, en suma, viejitos.

El vaivén del auge no cesa desde los tiempos más antiguos; las abuelas sonríen disimuladamente cuando ven que los vestidos de las jóvenes de hoy parecen una calca de los de su juventud, los ateos irredentos proclamados por los sistemas socialista, psicoanalítico y materialista de medio siglo atrás descansan su espiritualidad en costumbres tan antiguas como el budismo, los credos de diversas etnias meso-americanas y hasta melcochas[1] convertidas en verdaderas aberraciones, solo con el propósito de convertirse en instrumentos de control de masas. En el final de la segunda década del siglo XXI han muerto muchos compañeros generacionales por daños hepáticos o cerebrales debido a su afición alcohólica o gusto petatero, dejando el campo libre a quienes escalaron a otro tipo de adicciones.

Otros sorpresivamente sin la menor pena “salieron del closet”[2] y se dedican a dar conferencias que expliquen o justifiquen esta visibilidad en boga; la liberación femenina, dejó la sola lucha por lo espacios laborales y en política, para animar a las jóvenes a señalar a quienes les han causado daño por abuso laboral, emocional o sexual llegando al punto de sumar mujeres que pudieran ser sus madres y optaron por el silencio juvenil ¿-por así convenir a los intereses de entonces?- en algún punto de su desarrollo. ¿De verdad estos señalamientos a destiempo benefician a las mujeres? ¿Qué daños estamos haciendo a la humanidad con estas prácticas de acusaciones anónimas y a veces histéricas?

Otro tema en auge, luego de que la ONU estableciera las metas del milenio, ha sido la lucha contra la corrupción. Líderes de empresas y gobiernos luego de su minuto de gloria terminan en la cárcel –Brasil, Argentina, Perú, Chile- sin que a ciencia cierta se sepa si los “ganones” en esta nueva práctica de la “ética y los valores” son los gerentes del imperio “trumpiano”, el universo de empresas transnacionales o quien sabe que ente no identificable. ¿Quién está ganando en este neoliberalismo que privilegia la división por nacionalidades, por categoría social o económica; genero, preferencias o religiones?

Para dificultar los actos deshonestos se propuso, adelgazar a los gobiernos, responsabilizarlos de los resultados en base a políticas y rodearlos de todo un sistema –integrado con ciudadanos preclaros como mecanismo de independencia y conducción honrada- que les vigilara. Hoy llegan tanto a países desarrollados como los eternos en vías de desarrollo toda una corriente que busca desaparecer dichos organismos o cuando menos llenarlos de individuos que garanticen afinidad de pensamiento y metas con el líder político del momento ¿Por eso es la obsesión de cambios de quienes hace unos meses parecían vestir conjuntos masculinos de Milano y hoy aparecen con chamarras, corbatas, guayaberas y hasta trajes de marca costosísimos? ¿Quién maneja los ahorros presupuestales en la 4T? Sin mucho esfuerzo es posible recordar que por iniciativa del sector salud en la ciudad de México en el 2001, fue establecida la tarjeta de pensión universal a los mayores de 70 años, que se destinaba inicialmente para adquirir alimentos. Luego ese beneficio sufrió dos cambios importantes 1º. Los priístas en la asamblea lo convirtieron en ley, para evitar que dicha tarjeta rosa se bautizara como la tarjeta de Andrés Manuel y 2º la misma pasó al ámbito social, con Martí Batres en septiembre del 2007, cuando amplió los alcances de pago a servicios como luz, teléfono, agua y predial e incluso medicamentos. Se dijo entonces “representa un cinco por ciento de aumento en las ventas de pequeños comercios”.

Hoy ese recurso, que según el entonces presidente de la CANACO significaba una derrama económica de tres mil 500 millones de pesos anuales, sale del control presupuestal de la ciudad y regresa al de la Secretaria de Salud, vía la Secretaria de Bienestar ¿Se imagina quienes son los consejeros del primer mandatario en este tema? ¿En que condiciones se maneja el millonario recurso durante el mes que no se eroga para los beneficiarios? ¿Cuánto suman hoy los fondos de tales tarjetas [3]“de los viejitos, más las guarderías, los jóvenes y muchos otros etcéteras? ¿Por cuanto tiempo será vigente esto? ¿Dejará de ser cuando se cambie la constitución?

Una Colorada (vale más que cien descoloridas)

Mes de Afrodita o disimulo
Por: Lilia Cisneros Luján (Lo intentamos de nuevo desde el mio a ver que pasa, si lo recibes avísame).01 de abril 2019

Hoy se inicia el segundo de los 4 meses con solo 30 días, -según los calendarios anuales -juliano y gregoriano- y entre todas sus singularidades una de ellas tiene que ver justo con su etimología ¿se deriva de latín “aprolis” tomado a su vez del etrusco “apru”? o ¿Viene de “aphro” hipocorístico de Afrodita? Otros autores señalan que se refiere a la apertura de las flores que denota justo el trascurso de la primavera y si bien el vocablo es un tanto indefinido, las efemérides del primero de abril, en términos de nuestro país, nos recuerdan que: en 1829 Vicente Guerrero tomó posesión como presidente de la república y apenas 4 años después -1833- el General Antonio López de Santana ocupó el mismo cargo configurando un estado centralista con el apoyo del ejército y los conservadores.

En 1911 Porfirio Díaz rindió su último informe presidencial dando cuenta de reformas, renovaciones –de su gabinete- y una serie de audacias con el entorno del inicio de la revolución maderista. Años más tarde -1954- México retiró de circulación las monedas de plata y justo un siglo antes se había inaugurado la escuela de medicina en lo que fue el palacio de la Inquisición. ¿Qué quedó pendiente para que hoy, miembros de la familia Salinas Pliego libren una verdadera cruzada para regresar la plata, como moneda de curso legal? ¿Tiene algún sentido esto, ahora que la banca camina hacia la digitalización y en víspera de darle el tiro de gracia al dinero[1]?

Este primero de abril del 2019 cuando, en todo el planeta, la codicia y la deificación de los bienes materiales han modificado los estándares sociales, el miedo más que otra motivación moviliza masas irracionales para recargarse de energía, como si la estrella central de nuestro sistema pudiera corregir los errores funcionales que han dado lugar al populismo, la xenofobia, el descrédito automático de los oponentes y una serie de conductas de líderes que lejos de permitir el avance social están retrocediendo a estatus que supuestamente ya habíamos superado. ¿Saben los pueblos sabios, hacia donde les conducen sus líderes zafios? ¿Por qué los debates, la retórica política, los programas de concurso –sobre todo audiovisuales- tienen como método la descalificación del otro y hasta el descrédito de la mayoría?

Los estados nacionales de la ilustración, los límites fronterizos, la tierra –en la superficie no en lo que resguarda debajo como el petróleo y los minerales necesarios para el avance de la ciencia y la tecnología- y hasta los espacios aéreos dejaron de ser importantes frente a la tendencia globalizadora que ha tenido en su centro el comercio. ¿Se puede revertir esta inercia por decreto o declaración unilateral? ¿Qué fecha tendrá la efeméride de la muerte del neoliberalismo depredador, fifí y conservador? La tendencia de “nacionalistas”[2] parece estarnos haciendo retroceder a miserias que habíamos superado, amen de detener la posibilidad de disminución de las grandes distancias económicas que funcionan como caldo de cultivo de la infelicidad ¿Cómo avanzar e impedir vararnos en la estupidez colectiva? ¿Quién es capaz de romper la crisis del parlamento británico? ¿De verdad los actos vandálicos de París son solo culpa de los chalecos amarillos? ¿Para cuanto nos da el argumento de que toda bomba, tiroteo en escuelas o centros comerciales en Europa, Africa o Estados Unidos son solo agresiones o venganzas terroristas?

Pero aun en lo que podría ser celebrado, aparece la imbecilidad y las reacciones en contra, por ejemplo de una adolescente sueca -Greta Thunberg- en donde se nota la supremacía de la envidia, el señalamiento distorsionado y sin argumentos ¡vamos! la emotividad enfermiza que resalta el pensamiento maligno en vez de apoyar los esfuerzos para mantener en equilibro al planeta ¿Es eso lo que ocurre en Baja California, cuando pescadores deciden salir a pescar, sin importar la extinción de la vaquita marina ni la autoridad de los miembros de instituciones mexicanas? Qué nos matará primero ¿el caos ambientalista o los enfrentamientos entre pueblo y autoridades? ¿Qué nos llevó a este clima que niega todo lo legítimo de las instituciones, lo político, lo histórico y en general lo cultural de la humanidad?

En fin en otro abril, un día como hoy pero de 1946, nació la primera mujer africana que ganó en el 2004 el Nobel de la paz, por su lucha ecologista y su activismo político y en ese mismo día y año mientras ella veía la primera luz en Kenia, el planeta sufría un terremoto de 7.4 grados que además de sacudir las costas de Alaska, provocó un tsunami con 159 muertos en el archipiélago de Hawai. Justo 13 años antes -1933- en la Alemania del III Reich se inventó “el día del boicot” contra profesores, abogados, médicos, comerciantes y en general judíos. ¿Qué considera más importante estos eventos de la primera mitad del siglo XX o la genialidad lograda por Steve Jobs, Steve Wozniak y Ronald Waine que en 1976 dieron inicio a lo que hoy es una de las fábricas de electrónicos más importante del mundo?

Sea el mes de la belleza floral, zoológica o biológica o el de la inquietud de lo que significa y encierra, abril es mucho más que el recuerdo del nacimiento de la fotógrafa Lola Alvarez Bravo o el de muchos seres que quizá sin ser reconocidos, llegaron y se fueron -a y de este planeta- dispuestos a aportar lo mejor de su vida, cuidándose de no caer en la cultura hoy prevaleciente del pensamiento malo, perverso y carente de ética. ¿Desea mantener en este mes de abril una inclinación por la supervivencia del planeta -casa de sus hijos y nietos- más allá de mitos, religiones, nacionalidades, doctrinas políticas y partidos?

Seguramente para el 2050 cuando este pequeño punto azul del espacio sideral cargue con diez mil millones de personas, no estaremos aquí; pero apenas dentro de una década, serán deficientes la energía, el agua y los alimentos si acaso las nuevas generaciones no tienen el valor de hacer los cambios que impidan comerse unos a otros. ¿Usted cree que antes de convertirse en efeméride, pueda marcar la diferencia entre un abril de la Afrodita del amor o la indefinición del disimulo?

Recuperar memoria

Gracias por seguirme a través de este correo que pertenece a una de las ONG que fundé en 1975 y que también ha recibido embates como la cancelación de la posibilidad de expedir recibos deducibles.El 23 recordamos a Colosio los bohemios que nos seguimos reuniendo desde 1979
Gracias

Una Colorada (vale más que cien descoloridas)

Recuperar memoria
Por: Lilia Cisneros Luján 25 de marzo 2019

Como cada año -desde hace 25- en marzo repaso los documentos que celosamente he guardado pues conservan en blanco y negro el pensamiento de un hombre, quien se distinguió por su afán de cultivar la mente, ser parte de quienes aman a su país y no lo supeditan al encanto que atrapa a turistas y muchos pseudo académicos, que en realidad poco entienden el porqué de su beca. Un mexicano, que más allá de las conveniencias políticas dio lugar al amor en todas su expresiones, incluido el que le movió a apoyar a los más necesitados a partir de ideas geniales; un ciudadano sonorense al que los ingratos y los desleales prácticamente ignoraron durante estos cinco lustros; un militante priísta de cuya muerte muchos se conmocionaron –no se si por culpa, temor o vergüenza- otros honestamente nos dolimos primero por la violencia de la cual fue víctima y luego por la observación de las largas filas de “viudas” que se fueron convirtiendo en tránsfugas.

Hace 25 años, empezaron a llenar los vacíos de poder los líderes del pueblo “zafio”, ese carente de finura, cuya respuesta que pretende ser graciosa se convierte en motivo de lástima. La generalidad del insulto ha sido de tal envergadura que hasta la real academia terminó por reclasificarle como barbarismo y en medio de la multiplicación de las confusiones, los toscos, los groseros, los oportunistas y dispuestos a reírse de cualquier ocurrencia aunque no se comprendan sus alcances, se transmutaron en sabios. Y así la masa ordinaria, ruda o zafia, terminó con títulos cuasi-nobiliarios de pueblo sabio.

Como si se tratará de una mala representación de la resurrección[1] luego de que el primer mandatario visitara Sonora y descubriera que para él el pensamiento de Colosio era digno de ser retomado, todos -tirios y troyanos- se han declarado colosistas y en nombre de aquel asesinado en Baja California, de pronto hubo reuniones de cualquier tipo. El actual dirigente de la fundación que lleva su nombre, marchó al lado de la presidenta tricolor, hija por cierto de otro priísta asesinado en 1994- con familiares y amigos en Magdalena de Kino. Un académico de línea indubitable en las filas priístas estuvo en Lomas taurinas, sin el cobijo que personas que desde la cúpula pretenden heredar el control y presupuesto de este partido, a un novel joven gobernador solo por el mérito de tener la bendición de quien ha concertado “quien sabe que” para incluirle en las filas del “pueblo sabio”. ¿Están los auténticos priístas dispuestos a la lealtad con Luis Donaldo Colosio? ¿Les queda claro a los simuladores que una parte central del pensamiento de Luis Donaldo giraba en derredor de “la sociedad civil” como un pilar importante de la república? ¿Cuál será la postura del PRI, después del mes de agosto en temas como las estancias infantiles o los modestos pero efectivos centros de resguardo de mujeres violentadas?

El fin de semana escuché toda suerte de “anécdotas”[2]. A 25 años de distancia, todos quieren poder presumir de que: lo conocieron, prestaron sus instalaciones –públicas o privadas- para una reunión importante, se rebelaron frente a algún regaño, supieron de sus amantes, conocieron de su inclinación musical y bohemia y hasta se ofrecieron a donar sangre luego del homicidio; aunque poco se ha dicho de la lucha desigual que libraron los patronos de organizaciones de la sociedad civil, que ante la muerte de Luis Donaldo Colosio Murrieta, se vieron asediados por gobiernos y hasta donantes interesados que de pronto recomendaron cosas como “debes quitar la placa que lo menciona” “con cuidado porque las cosas ya cambiaron y el PRI ya va de salida”.[3] ¿Qué importa si el motivo de la reunión fue cena o solo cafecito?

En este circo, donde hasta los enanos están creciendo ¿Cuál es el papel de una sociedad civil a la que se acusado de corrupta, conservadora y fifí? ¿Han repasado lo que Luis Donaldo pretendió cuando dispuso de fondos modestos pero efectivos para desarrollar a las OSC? ¿Cómo es que esta idea genial y práctica se convirtió en una burocracia que hizo de los beneficiarios una suerte de posibles “delincuentes” solo por apoyar sus programas con fondos que nunca fueron más de 250 mil pesos anuales?

Para quienes no estamos en el poder y nos negamos a ser transformados en masa zafia lo único que nos queda es el análisis y la reflexión ¿Tenemos algo que decir acerca de las prebendas que pretenden quienes se ostentaron como cristianos y que solo fueron usados para conseguir puestos? ¿Por qué los auténticos comunicadores no se adentran en la realidad de las iglesias –católica, y no católicas, cristiana y simuladores- y le muestran al público la realidad de un enemigo que sigue la antigua premisa de “divide y vencerás”?

Muchos de los que estuvieron en Lomas taurinas hace 25 años pueden dar testimonio de que ahí, el pueblo sigue con hambre y sed de justicia; los agoreros que hablan, sin plena consciencia, de rescatar al PRI ¿de verdad harán lo posible para que ese anhelo de Luis Donaldo Colosio sí se convierta en programas y realidades? o ¿solo es estratagema de perversos a los cuales no les ha llegado el mínimo de comprensión de que por ellos es que llegamos a este punto de destrucción de todo lo que nuestros sabios, abuelos y padres nos legaron? Por lo pronto más allá de los cuentos y las presuncionales es bueno para recuperar la memoria que nos dediquemos al estudio, no para orquestar venganzas sino para darle cause a lo que todavía tenemos como patria.

Sigo con bloqueos a mi cuenta de escritora. Gracias por seguirme a través de este correo que pertenece a una de las ONG que fundé en 1975 y que también ha recibido embates como la cancelación de la posibilidad de expedir recibos deducibles. Mientras mi mente funcione y la energía no me falte seguiré compartiendo con Ustedes mis respetuosas reflexiones.
Si algo más grave me ocurre ya saben en donde buscar a los responsables
Gracias

Una Colorada (vale más que cien descoloridas)

Reflexionar o evadirse
Por: Lilia Cisneros Luján 18 de marzo 2019

¿De que escribir? ¿Hacerlo como la que cantaba solo por cantar? Esas son las dos cuestiones que a menudo cruzan la mente de quienes pretendemos reflexionar y además compartir con otros el resultado de nuestros pensamientos. Esta última semana estuvo plena de temas: el derrumbe de un edificio en Africa -¿falta de mantenimiento, defectos de la construcción, sobrepeso de las instalaciones?- quedando cientos de personas, la mayoría niños escolares, sepultados; la locura de un fundamentalista blanco en nueva Zelanda que en pocos minutos superó el número de homicidios en un año; la caída de otro avión, que suma a decenas de personas fallecidas aun cuando uno de los baluartes de este tipo de trasporte era su mayor seguridad que la de los automóviles; la decisión casi universal de condenar a la empresa fabricante del boeing 737Max y lo que significan las guerras comerciales.

Pero si acaso no deseamos hablar de tales accidentes, el tema climático, nos da mucha tela de donde cortar: Todavía no nos reponemos de la tragedia de California con la pérdida de miles de hectáreas de bosque, decenas de viviendas y muerte de personas cuando ya estamos viendo los efectos del fuego en Australia, España, Chile, Jalisco y hasta Xochimilco. La locura de tener en una misma época climática y a solo pequeña distancia casi conviviendo el frío con el calor abrumador[1] como ocurre en México con la nieve en Chihuahua, y el sofocante sol en Campeche y esa zona del sureste; el deshielo acelerado en los polos y las altas cumbres del planeta; y tantos otros efectos locales que dejan desolación y muerte lo cual preocupa a miles de jóvenes –entre 13 y 25 años- que como en Reino Unido, Bélgica o Francia salen a protestar y exigir que se haga algo, para detener el aumento de ciclones, tsunamis y toda suerte de embates derivados del caos climático.

¿Sirve de algo escribir los detalles de la actividad de una joven sueca que sale de pinta –con el conocimiento de su familia por cierto- todos lo viernes buscando un futuro menos riesgoso para su generación? ¿Conversamos con nuestros nietos acerca de los cuidados que deben practicar en la eventualidad de un ataque –en su escuela o el antro- con armas de alto calibre lo mismo en los Estados Unidos que en cualquier ciudad de Europa? Para quienes hemos caminado en el planeta siete décadas, el recuerdo de Malcom X asesinado en 1965; los miles de activistas de la reivindicaciones que él enarboló coptados por la distribución de droga en los barrios de NY[2]; y hasta los relatos de padres y abuelos que vivieron la segunda guerra, son apenas una historia lejana que a las nuevas generaciones poco les dicen frente a la posibilidad de una hecatombe mundial tan o más peligrosa que la misma bomba atómica.

La época nos permite reflexionar acerca de lo que significa el miércoles de ceniza o la cuaresma en una realidad en la cual conviven los excesos de carnavales plenos de anti-valores criticados por una iglesia que ha mucho tiempo de distancia se reúne para disertar y buscar castigo o salidas dignas de los pecados graves –como pederastia, hipocresía, vanidad y hasta corrupción para ascender en la burocracia eclesiástica- cometidos por los responsables de su propia estructura. Que esta reflexión alcance a denominaciones diversas a la católica, en un mundo que por razones válidas generalizó la separación de las cuestiones del Estado y la iglesia[3], sería un tema válido aun para ateos con cierto grado de cultura y madurez que evitan hacer de esto un ataque al presidente Trump y su obsesivo muro. Pero ¿vale la pena escribir de ello? ¿Será mejor analizar las contradicciones por la refinería de dos bocas? ¿Le interesa al mexicano de hoy la expropiación petrolera que hizo el presidente Lázaro Cárdenas o está disfrutando del puente vacacional inventado para ir a una playa abandonada por los turistas extranjeros asustados por la propaganda en contra de México?

No me quiero imaginar una consulta al pueblo bueno y sabio al cual se le pregunta lo mismo de aspectos migratorios, que de la forma de instrumentar cuestiones jurídicas los cuales a final de cuentas serán resueltos por magistrados que más allá de su relación marital, tienen en su haber resoluciones sesgadas –una de las propuestas alguna vez afirmó “tienen razón los ciudadanos pero no voy a resolver en contra de un funcionario que me paga y que puede ser presidente”- o una actitud de simpatía que llega casi al punto de la sumisión irracional. ¿Qué harán cuando ese pueblo se canse de tanta hueca alabanza?

Lo cierto es que he llenado de tinta estas cuartillas, con algo de temor por el aumento de los homicidios y los embates –aumento seleccionado en el costo de servicios, problemas con la pensión, ataques en redes- en contra de periodistas y comunicadores que de verdad creíamos en la libertad de expresión y que no dábamos lugar a emociones provocadas por caídas de aviones, coches de vehículos accidentados por usar el carril de contra-flujo indebidamente o criminales de cualquier calaña dispuestos a robar, matar o violar solo para obtener unos cuantos pesos o algo de influencia. Y Así como han escrito muchos especialistas, creo que estoy a un paso de ingresar a las filas de los prudentes, es decir, evadirse a seguir luchando por causas con pocas posibilidades de éxito frente a una realidad donde “miedo mata libertad de expresión” cuando se encumbran los autoritarios que se valen del esta emoción para dominar a sus gobernados aun cuando el costo sea la carencia de alimentos, medicamentos y todo lo que siendo fundamental se había logrado a lo largo de décadas de paz y verdadera democracia y sabiduría.

El furor del cambio

Hasta en tanto pueda resolver el bloqueo de Gmail, te enviaré mi reflexión semanal por este correo.
Gracias.

El 10/03/2019 a las 10:09 p. m., Lilia Ana Cisneros escribió:

Una Colorada (vale más que cien descoloridas)
El furor del cambio
Por: Lilia Cisneros Luján 11 de marzo 2019

Imposible cambiar, sin entender que ello implica modificar, lo que ha sido hasta hoy y el consecuente inicio de formas de conducta diversas. Si espero que el cambio lo haga alguien pero yo sigo robando, aprovechando el entorno para mi beneficio –busco un recoveco para acceder a una posición superior, me creo que ahora voy a ejercer poder infinito y con mi conducta bloqueo la estabilización de la innovación que buscaba- no podrá darse ningún beneficio para el sujeto de la transformación es decir la humanidad.

El primer impulso para una alternancia drástica en México fue en el año 2000. Se centró ese propósito a partir de la necesidad de “sacar al PRI de los pinos”, vendiéndose tal anhelo con publicidad dirigida al estado de ánimo colectivo e instintivo. Como si se tratara del adolescente en busca de auto-afirmación, una mayoría abrumadora, logró el reto de sacar a un partido del poder; pero, al no darse modificaciones de conducta -ni en los gobernantes ni en los gobernados- que alimentaran un cambio más declarativo que de contenido, el resultado fue la frustración, el arrepentimiento y por supuesto un empeoramiento de las relaciones sociales y económicas.

Al igual que ocurre en ese periodo de inmadurez llamado adolescencia, lo temperamental y las limitaciones para razonar las mutaciones, produjeron enojo ante la incapacidad de proveer herramientas para la auto-afirmación, permitiendo espacios para quienes antes que los aspirantes a una mudanza de fines se han forjado un mundo con valores contrarios a los naturales de familia, patria, justicia, solidaridad etc. ¿Por eso fue que las crisis sociales no pudieron resolverse? ¿Explotó la corrupción o simplemente este discurso se tomó de documentos de la ONU como el contexto para continuar en la búsqueda de un cambio no logrado? Si por magia se ha erradicado la corrupción, ¿logramos una trasfiguración en materia de disminución de conductas reprobables o tenemos ya un ahorro financiero contante y sonante como resultado de ello? ¿Nos alcanza más el dinero? ¿Tienen opciones los miles de despedidos en las últimas 12 semanas?

Los periodos de cambio dentro de los gobiernos suponen problemas en la totalidad o parte de sus equipos, por ejemplo, es posible advertir la crisis en el gobierno estadounidense, al grado que una parte importante de sus gobernantes se han visto forzados a renunciar. Los factores que orillan a gobiernos y pueblos completos a enfrentar crisis pueden ser externos, como ocurre en Venezuela o en Siria y casi siempre tienen en su esencia factores de tipo económico, como lo que dio lugar a la recesión del 29.

Los países de Europa sufrieron tremendas crisis en los periodos de entre-guerras. Crisis políticas, -de representación o legitimidad- a partir de la pérdida importante de electores de partidos tradicionales que emigraron a nuevas y fragmentadas fuerzas políticas a veces de extrema izquierda o xenófobas, nacionalistas y ultra conservadoras ¿Le parece que estamos repitiendo la historia en este siglo XXI? ¿Imagina que en crisis históricas como la revolución francesa de 1789 o la del imperio español a finales de siglo XVI, había protestas de obreros, reacciones conservadoras y conductas autoritarias de diversos sectores dominantes? ¿La crisis del liberalismo europeo, se corrigió con el neoliberalismo y el libre comercio de los últimos 50 años? ¿Le parece que grandes conglomerados apoyaron a quien les ofrecía un cambio?

El colapso del imperio romano o la monarquía francesa, tienen en común masas hambrientas a la par de élites adineradas y acaparadoras de la riqueza; el 10% de la clase media francesa más el clero y la burguesía- tenia casi el 50% de la riqueza lo cual se agravó por el dinero que Luis XVI, dio a las colonias americanas, como una forma de oponerse a la pérfida Albión. El anhelo de poder del imperio español fue la causa de su derrumbe pues los recursos logrados por los expedicionarios del nuevo mundo, los usaron para el intento de expansión a Italia, holanda, Alemania solo por citar algunas metamorfosis que de alguna manera atraían a sus pueblos con el argumento del poder universal. ¿En que benefició a los pobladores de dicho imperio las ofertas de cambio expansionista? ¿Sabían las consecuencias quienes instrumentaron esos cambios?

Para quienes nos encontramos en el séptimo piso de nuestra existencia, las crisis latinoamericanas, militaristas y autoritarias, son un referente cercano de lo que significa el inicio de un resquebrajamiento, imposible de detener por más publicidad, y argumentos retóricos que se esgriman. Crisis que se convierten en auténticas perversidades, cuando media la improvisación, el negocio de la guerra y la globalización de comercios deleznables como el de armas, personas, drogas y especies –animales y vegetales- del planeta. Ante lo ineficaz de un año internacional de la tolerancia, el que estamos cursando es de “moderación” que nos invita a promover y fomentar “la inclusión, el respeto a la diversidad, la cooperación entre los distintos, en términos de cultura, religión y credo” ¿Le parece que los acarreados que vituperan a quien consideran enemigo del mandatario en turno que les ha ofrecido cambio promueva estos propósitos? ¿Se contrarresta el extremismo y se promueve el diálogo, la cooperación y la comprensión, cuando se cuelgan calificativos ofensivos o falaces a quien piensa o actúa diferente aunque lo haga dentro del marco legal? ¿Cómo pueden los mexicanos, emprender iniciativas hacia la moderación, si se patean sus iniciativas: estancias infantiles, organizaciones de la sociedad civil para apoyo de diversa causas, y respeto a quienes se han esforzado por la defensa de las víctimas de violencia? Habemos muchos que hemos ejercido la promoción al diálogo, la comprensión y la cooperación; pero si no vestimos los colores de quien ahora gobierna a partir de una oferta de cambio, nos será difícil continuar con acciones voluntarias –que mayormente sufragamos con nuestros propios recursos- si acaso el dicho cambio nos considera como enemigos, terroristas y sin derechos fundamentales para contrarrestar el extremismo en sus muy diversos aspectos.

Libre de virus. www.avast.com